fbpx
Si eres emprendedor y compartes la sensación de no saber por donde empezar, este artículo está hecho pensando en ti. Como tú, hemos pasado por la misma curva de aprendizaje cuando empezamos este negocio, y en realidad, en esta etapa es cuando más ayuda se necesita. Pues bien, aquí estamos, para apoyarte a crecer, esperando que este granito de arena pueda darle la vuelta a tu día y liberar un peso de encima. En este artículo compartiremos contigo cómo llevar la contabilidad de un negocio pequeño sin morir en el intento.

Probablemente otro de los motivos que te ha llevado a llegar hasta aquí sea esta nueva realidad que estamos viviendo, y que, como a todos, nos ha afectado de algún modo. Sea cual sea el motivo por el que te encuentras leyendo esto, ten la seguridad que estamos comprometidos con la idea de que compartir es la mejor manera de progresar, así que en adelante podrás ser parte de nuestra comunidad y ser parte del desarrollo de una serie de contenidos que te facilitarán el camino.

Ahora si, la pregunta que estás buscando:

¿Cuál es la clave de éxito para llevar la contabilidad de un negocio pequeño?

Registra cada movimiento económico de tu negocio

Lo que debes tener en cuenta es que toda transacción importa y debes (obligatoriamente) llevar un registro de cada una, aunque sea mínima, esta será la única forma en la que podrás medir tus resultados y saber si tu negocio es rentable.

Recuerda: «Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre«

 

Conoce tus obligaciones tributarias

Otro factor importante a considerar es el conocimiento de tus obligaciones tributarias, entérate de que beneficios y obligaciones tributarias requiere tu producto o servicio. El desconocimiento no te exime de culpa y por lo general te costará más arreglar el problema que capacitarte.

Construye tu base de datos: proveedores y clientes

En los datos está el dinero, y mantener organizados a tus proveedores y clientes te permitirá rentabilizarlos en más de una ocasión. Desde acciones de marketing para fidelización de clientes, hasta cuentas por cobrar que mejoran tu liquidez, controlar tu base de datos te dará un espectro amplio de actuación.

Monitoriza tu inventario

No te imaginas la cantidad de veces en las que el inventario se ha convertido en una fuga de dinero y un dolor de cabeza para los emprendedores y empresarios que llegan a mi. Controlar tu inventario te permitirá reconocer en donde está invertido tu capital,  cuánto de él está amortizado o si necesita acelerar su rotación.

 

Apóyate en un buen sistema contable

A medida que tu negocio crece las hojas de Excel se quedan cortas, y aunque esta sea una herramienta bastante útil, pronto te darás cuenta de que es hora de dar un paso adelante y apoyarte en la tecnología. Aquí es donde entran los sistemas contables, te permitirán llevar la contabilidad de un negocio pequeño que está creciendo y necesita algo más.

Si bien es cierto, llevar la contabilidad de  un negocio pequeño puede ser algo intimidante cuando empiezas, lo cierto es que o es tan complicado como parece. Lo más importante es ser organizado y mantenerse al día con tus transacciones y obligaciones.

Si aún así te sigue pareciendo algo con lo que no quieres lidiar, siempre puedes contar con nosotros como tus asesores contables favoritos 😜 Nos encatará ayudarte con tu negocio. Te entregaremos nuestra experiencia en llevar la contabilidad de un negocio pequeño y te acompañaremos en el crecimiento del mismo.

Pd: No te olvides de suscribirte a nuestro blog. Recibirás contenido como este y algunas novedades más.

 

¿Te ha resultado útil este artículo?
Gracias. Tu opinión es muy importante